Una vez leí que todos tenemos un sueño premonitorio al menos una vez en la vida. No se si será verdad o no pero lo que sí sé es que yo ya había soñado con esas botas de montaña corriendo en la oscuridad. En mi sueño, esas piernas quieren correr muy rápido pero los pies pesan como el plomo y no avanzan lo suficiente. En mi sueño el avance es a cámara lenta y toda voluntad de querer acelerar es completamente en vano.

Leer Más